lunes, 10 de febrero de 2020

LOS NIETOS DE KEYNES RESULTARON MARXISTAS

Los Nietos de Keynes resultaron Marxistas 
Por: Fernando Cárdenas E.

La semana pasada me encontré un interesante artículo en el MIT Technology Review analizando las predicciones del economista Británico John Maynard Keynes, considerado el padre de la macroeconomía.  

En un ensayo famoso escrito por Keynes a principio de los años 30s, el economista imaginaba el mundo en el que vivirían sus nietos 100 años después. ¿Que tan acertado estaba?  

Keynes creía que la automatización promovida por el sistema capitalista conduciría a lo que el llamaba “Desempleo tecnológico”. En su visión la tecnología y el progreso permitirían el desarrollo de la sociedad y la liberación del trabajo. Según Keynes la tecnología en el largo plazo haría que las personas no tuvieran que dedicar tanto tiempo a trabajar y mejoraría la calidad de vida de los ciudadanos. 

Si bien Keynes fue muy acertado en predecir la importancia de la tecnología en la acumulación de capital e inclusive pronosticó tasas de crecimiento del producto similares a las reales, las consecuencias de esto para sus nietos parecen estar lejos de lo que imaginó. En lugar de que el progreso nos acercara a una sociedad utópica en la que no fuera necesario dedicar tanto tiempo al trabajo, lo que hemos experimentado es un estancamiento de los salarios, la desaparición de los empleos menos calificados y una concentración de la riqueza.  

Tenemos que profundizar en el análisis para poder entender las causas de esta problemática y hacernos unas preguntas fundamentales alrededor de la economía, la tecnología y el progreso. 

Parte de la explicación podría estar en la visión fundamentalista de Friedman en la cual el mercado se encarga de absolutamente todo. La creencia era que mientras que los gobiernos se mantuvieran alejados de todo, la tecnología y su consecuente crecimiento económico generaría riqueza que se transmitiría hacia abajo por toda la economía hasta llegar a los mas pobres. Sin embargo, las cosas no parecen haber funcionado de esta manera. Inclusive la crisis del 2008 sorprendio a muchos economistas cuando descubrieron que los mercados no se auto regulaban de la forma que se creía. Es más, los gobiernos que no deberían intervenir tuvieron que salir al rescate de las firmas mas representativas de la economía de mercado. Fue entonces cuando los economistas desempolvaron sus libros de teoría Keynesiana y los gobiernos mediante estimulo publico a la demanda lograron salir de la recesión. 

Si bien Freidman parece no haber estado en lo cierto con los efectos del libre mercado, Keynes, a pesar de acertar en sus predicciones acerca del ciclo de la economía, de la importancia de la política fiscal y de los efectos del gasto publico en la recuperación de las economías, parece haberse equivocado en cómo la economía del consumo nos conduciría a un mundo mejor. Keynes pensaba que al final de la historia capitalista los dueños del capital harían lo correcto y que todos viviríamos en un mundo mejor.

La diferencia principal entre la economía de Friedman y la de Keynes es que para el primero el capitalismo es un objetivo en si mismo y para el segundo es un medio para alcanzar algo mejor. Un gran contradictor de estas visiones económicas es Marx. Su teoría es que los capitalistas ganan dinero por la labor de los trabajadores y se hacen cada vez mas ricos, mientras que los últimos se mantienen muy ocupados produciendo.
En esta teoría no funciona el efecto cascada de Friedman y según Marx: “La marea alta solamente eleva a los barcos grandes”. Su visión de la tecnología también es diferente. Según Marx la tecnología reduce la necesidad del trabajo y hace que los trabajadores se ocupen de otras cosas, pero trabajando más horas y mas duro para poder ser eficientes. En lugar de mejorar el bien común, Marx pronosticaba un aumento de la desigualdad. 

Según el MIT Technology Review y para sorpresa de muchos, los datos parecen estar más cercanos a darle la razón a Marx. Especialmente cuando la realidad se compara con la sociedad utópica de Keynes o con las creencias de Freidman de que una mayor riqueza en las clases privilegiadas se convierte en bienestar para todos. 

Pero eso no es todo. Las nuevas generaciones según la revista tienen mayor afinidad por el socialismo. En Estados Unidos la sociedad bandera del capitalismo, el apoyo al capitalismo por parte de personas menores a los 30 años pasó de 39% a 30% entre 2015 y 2018. 14 puntos porcentuales menos que el promedio americano y 26 puntos por debajo de los ciudadanos americanos de mayor edad. Los jóvenes parecen pensar que el capitalismo ha utilizado los recursos naturales y explotado las personas en lugar de haber ayudado a construir una sociedad mejor. Los nietos de Keynes parece que se volvieron Marxistas.    


CONCLUSIONES

Si bien personalmente creo que el capitalismo es el mejor modelo y no estoy de acuerdo con que éste debe ineludiblemente conducir a la desigualdad como lo pronostica Marx, sí creo que la reflexión a la que invita este articulo, es importante. Cómo todo en la vida, la respuesta está en el adecuado balance. Keynes parecería estar en lo cierto al pensar que después de 100 años el modelo capitalista alcanzará una generación que lo elimine. Por lo menos en su forma mas ortodoxa. A cierto nivel de desarrollo tecnológico y de acumulación de capital parecería que el capitalismo tradicional no está en coincidencia con el beneficio común de la sociedad del futuro. Tampoco parece ser cierto, que las fuerzas del mercado por si solas, aseguren que los beneficios se irrigan a todos en la economía. Pero esto no significa en mi opinión, que las sociedades vivan mejor sin crecimiento económico, sin inversión y sin la sana competencia de los talentos y los esfuerzos. Por eso considero que estamos en el momento adecuado para pensar como podemos hacer que los nietos de Keynes no sean ni Marxistas, ni Keynesianos, ni discípulos de Freidman. Para eso es necesario poner en práctica unas políticas económicas equilibradas. Apoyar el desarrollo económico basado en la construcción de capacidades para la pequeña y mediana empresa, con énfasis en la educación y en el acceso a financiación. Unas políticas basadas en la economía de mercado, pero con alto contenido social, con igualdad de oportunidades en donde los nietos de Keynes arranquen la carrera desde el mismo lugar, pero en la que gane el que mejor se prepare y el que más se esfuerce.  


viernes, 10 de enero de 2020

POLÍTICA PUBLICA Y PRODUCTIVIDAD EN COLOMBIA


Por: Fernando Cárdenas E.

A raíz de las discusiones que ha generado el reciente aumento del salario mínimo en economía en la que la productividad de las empresas ha disminuido en los últimos años, me puse en la tarea de buscar y estudiar investigaciones serias sobre la productividad en Colombia y su relación con el crecimiento económico.

A continuación, describo las principales conclusiones de varios estudios recientes sobre este tema y sus probables causas.

De la revisión que hice de la literatura académica sobre el tema, seleccioné cuatro artículos que en mi opinión pueden ayudar a entender lo que ha pasado en Colombia con la productividad de las empresas a través de la historia. El primero es un articulo de Sergio Clavijo del 2003 sobre crecimiento, productividad y la nueva economía. El segundo escrito por Alvaro Riascos en 2011, resume 200 años de la productividad en Colombia y los compara con lo que ha pasado en un país desarrollado de referencia (El Reino Unido). El tercer estudio presenta un modelo de equilibrio general, en el que Carlos Esteban Restrepo muestra que existe un costo de oportunidad al dedicar recursos al cambio tecnológico y como este costo puede tener efectos negativos sobre la productividad y el crecimiento económico. En el cuarto articulo Marcela Eslava y Marcela Meléndez muestran con datos, como la participación de los actores privados en la política publica, ha mostrado ser un determinante negativo de la productividad agregada.   

CRECIMIENTO, PRODUCTIVIDAD Y LA NUEVA ECONOMIA

La productividad en Colombia según cálculos de ANIF basados en datos del DANE creció a un promedio anual de 0.2% en el periodo 1960-2016. Esta cifra es claramente pobre, además de insuficiente para que la economía colombiana logre crecer en forma consistente a niveles superiores al 4% anual. Clavijo en su articulo estudia los llamados “motores de crecimiento” que explican el crecimiento económico y la productividad por factores diferentes a la geografía, la demografía y las instituciones.

Su conclusión es que la tasa de crecimiento de largo plazo ha estado históricamente relacionada con la inversión y con el comportamiento del sector externo. La productividad ha mostrado tener un comportamiento cíclico, pero con una tendencia de crecimiento de largo plazo muy baja. La apertura económica y comercial juega un papel importante en la productividad a través de la inversión y del mejoramiento de la tecnología.

Basado en los estimativos econométricos del estudio, Clavijo afirma que hay un agotamiento en el modelo de desarrollo del país. Después de varios años de apertura económica las exportaciones no superan el 14% del PIB en el periodo analizado, mientras que en el Sud-Este Asiático llegan a estar entre 30% y 40%. Lo mismo sucede con la productividad que en Colombia cae un 0.2% anual en el periodo 1990-2002    mientras que la observada en el Sud-Este Asiático es de 1.3% anual para el mismo periodo. En periodos recientes el crecimiento de la productividad en los países del Sud-Este Asiático supera el 4% anual mientras que en Colombia es negativo.

El articulo concluye que el deterioro estructural en el crecimiento de largo plazo no se debe a la insurgencia ni al narcotráfico que sin duda importan, sino principalmente a un deterioro en la tasa de inversión acompañado de una caída en la productividad y de un nivel bajo de exportaciones.

LA EVOLUCION DE LA PRODUCTIVIDAD EN COLOMBIA

Riascos utiliza la teoría moderna de crecimiento para estimar la productividad en Colombia en los últimos 200 años en relación con la del Reino Unido.  Los resultados muestran que Colombia ha sido extremadamente ineficiente en el uso de la tecnología y propone explicaciones de las causas en las diferencias en ingreso per cápita entre las dos economías. Las principales causas según la investigación pueden ser la falta de políticas claras antimonopolio y de desarrollo del emprendimiento, las deficiencias en el capital humano y en las instituciones; y condiciones exógenas como la topografía. El estudio resalta que la tasa de escolaridad primaria en Colombia en el siglo 19 era de las peores del mundo, por debajo de 2% comparada con 20% en los Estados Unidos y 10% en el Reino Unido.  Aun más dramática es la diferencia en educación técnica. Mientras que en 1920 en Estados Unidos había 128 ingenieros por cada 100 mil trabajadores en Colombia había apenas 8.  En lo que se refiere al papel de las instituciones en el crecimiento, el autor considera que la inestabilidad política y el conflicto civil son también posibles determinantes de la falta de crecimiento y productividad.

EL COSTO DE OPORTUNIDAD DE INVERTIR EN TECNOLOGIA Y SU EFECTO EN LA PRODUCTIVIDAD

La investigación de Carlos Esteban Restrepo presenta un modelo de equilibrio general dinámico con cambio tecnológico endógeno, como guía para entender el caso colombiano en el periodo 1925-2012. El modelo permite concluir que el crecimiento económico de largo plazo depende del beneficio de innovar en relación con su costo de oportunidad. En otras palabras, según este modelo hay que sacrificar capacidad hoy es decir producción en el presente, para dedicar recursos a investigación,  desarrollo e innovación que permitan aumentar la productividad en el futuro y por lo tanto mejorar las tasas de crecimiento de largo plazo. En el caso colombiano, las políticas fiscales y de comercio exterior proteccionistas han generado efectos negativos sobre la productividad debido a que aumentan el costo de oportunidad de corto plazo y hace que se desvíen los recursos hacia la producción presente en detrimento de la innovación.  Como el motor de crecimiento económico de largo plazo es la innovación técnica, pero ésta tiene beneficios solo en el largo plazo y costos en el corto plazo, las empresas no sacrifican producción presente y por lo tanto no hay aumentos en la productividad de largo plazo.


EL EFECTO EN PRODUCTIVIDAD DE LA INTERVENCION PRIVADA EN LA POLITICA PUBLICA

Marcela Eslava y Marcela Meléndez en un artículo para el BID describen los efectos de la intervención de los actores privados en el proceso de definición y ejecución de la política publica en Colombia. Los canales formales y transparentes se utilizan para la formulación de políticas horizontales, transversales a todas las industrias y sectores. Sin embargo, las políticas verticales de beneficio especifico para algunas industrias, geografías o grupos de personas o empresas, se adoptan por mecanismos mas expeditos que dependen del poder político de quienes las lideran. El problema es que son las políticas horizontales las que generar asignación adecuada de recursos y promueven la productividad. En cambio, las políticas verticales benefician a algunos actores que generalmente no son las empresas mas productivas, afectando el crecimiento y la productividad agregada. Los datos muestran que los grupos económicos, los gremios y las asociaciones son importantes a la hora de determinar cuales políticas se ponen en practica para beneficiar sectores y regiones especificas. El estudio muestra con rigurosidad econométrica que estas políticas verticales causan daño a la productividad agregada de la economía. En resumen, los desbalances entre las políticas horizontales que promueven la productividad pero que son difíciles de adoptar y las políticas verticales que benefician a unos pocos actores y que son mas expeditas debido a las fuerzas políticas, son parte de la explicación de los modestos efectos que las reformas han tenido sobre el crecimiento de la productividad. Este problema, según el análisis del articulo, se ha incrementado debido a la necesidad de financiación privada para las campañas políticas, aumentando la relevancia de los grupos económicos y otros financiadores.  

CONCLUSIONES

Si bien hay factores exógenos que afectan la productividad en Colombia como la topografía, los conflictos civiles y las instituciones, hay factores que pueden ser gestionados a través de políticas económicas.  Algunos de los mas importantes son: la mayor apertura de la economía en el contexto internacional, la promoción del desarrollo industrial, la innovación y la productividad, la mejora en la educación básica y tecnológica, la flexibilización en el empleo, la ejecución y penalización de los comportamientos anticompetitivos, limitar la financiación privada de las campañas políticas y controlar la intervención en las políticas publicas con beneficios particulares por parte de los agentes privados.  Todos estos ingredientes son fundamentales para tener un país mas productivo, con mayor crecimiento y mayores ingresos para sus ciudadanos. Incrementar el salario sin que aumente la productividad laboral y la productividad total de las empresas no genera crecimiento ni mejora el ingreso real de los Colombianos en el largo plazo.





martes, 10 de diciembre de 2019

ORIENTACIÓN EMPRENDEDORA, DIFERENCIACIÓN Y LAS PYMES


Por: Fernando Cárdenas E.

En la realidad actual del entorno de negocios la orientación emprendedora y la capacidad de diferenciar productos y servicios son factores fundamentales en la construcción de ventaja competitiva y en el desempeño de las PYMEs.
En un reciente estudio realizado en Pakistan, Zulfiqar, Shah y Ahmad de la facultad de ciencias de gestión de la universidad de Islamabad, investigan los efectos de la orientación emprendedora y de sus diferentes componentes en el desempeño de las empresas pequeñas y medianas, teniendo en cuenta la importancia de la estrategia de diferenciación. A continuación, describo los principales hallazgos y las posibles implicaciones para los países en vía de desarrollo.

DEFINICIÓN DE ORIENTACIÓN EMPRENDEDORA
La orientación emprendedora es la orientación estratégica de la empresa que captura la filosofía gerencial, las prácticas estratégicas de gestión y su comportamiento estratégico basada en una naturaleza emprendedora. Esta definida por aquellas prácticas gerenciales y estilos de decisión que hacen que la empresa actúe como un emprendimiento.
   
LOS COMPONENTES DE LA ORIENTACIÓN EMPRENDEDORA
Los investigadores de la orientación emprendedora han encontrado cinco dimensiones que definen la orientación emprendedora de una compañía: 1. Proactividad, 2. Capacidad de innovación, 3. Autonomía, 4. Capacidad de asumir riesgo, y 5. Agresividad competitiva. Muchos estudios han mostrado una fuerte relación entre estas dimensiones de la cultura empresarial y de su gestión con el desempeño de las empresas en términos de crecimiento de ventas, participación de mercado y rentabilidad.

Por otra parte, los estudios relacionados con la construcción de ventaja competitiva contemplan la importancia de la orientación emprendedora como una parte del proceso de gestión estratégica. Gran parte de la investigación actual en el área de estrategia competitiva se concentra en la incorporación de la orientación emprendedora en la gestión de las empresas existentes. Esto es el proceso que hoy en las grandes empresas se conoce como emprendimiento corporativo. 

En los países en vía de desarrollo el papel fundamental que juegan las PYMEs en el desarrollo económico invita a investigar el rol de la orientación emprendedora en las PYMEs y en la construcción de ventaja competitiva sostenible con el fin de mejorar su desempeño e inclusive su supervivencia. Las PYMEs en estos países se ven enfrentadas a múltiples retos para crecer y mejorar su desempeño y por lo tanto su aporte al desarrollo económico se ve disminuido. Los más importantes retos incluyen el limitado acceso a mercados, a tecnología, a información (capital gerencial y relacional) y a financiación (capital financiero). Además, es claro qué en nuestros países, estas empresas enfrentan un ambiente regulatorio poco favorable. Para ser exitosas y sobrevivir, las PYMEs necesitan desarrollar y ejecutar su estrategia competitiva con base en actividades de emprendimiento y para esto requieren de un espíritu emprendedor. Por esto, estudiar el efecto de los diferentes componentes de la orientación emprendedora sobre el crecimiento y la rentabilidad de las PYMEs es fundamental para orientar su estrategia competitiva. 
    
RESULTADOS DEL ESTUDIO
El estudio concluye que la orientación emprendedora en su conjunto tiene efectos positivos significativos sobre el desempeño de las PYMEs. Los componentes más importantes para los resultados de las empresas son: la proactividad y la propensión a tomar riesgos. Estos dos componentes tienen un fuerte efecto sobre el mejoramiento en el desempeño de las PYMEs siempre que la empresa tenga una estrategia de diferenciación. La capacidad de innovar, la agresividad competitiva y la autonomía no parecen ser tan importantes a la hora de los resultados de las PYMEs.

IMPLICACIONES Y CONCLUSIONES
El estudio concluye que la orientación emprendedora tiene un efecto positivo y significativo sobre el crecimiento y la rentabilidad de las PYMEs. Que las empresas aprendan a ser proactivas en el mercado y a tomar riesgos parecería ser el camino adecuado para mejorar su crecimiento y desempeño. Por nuestra experiencia y otros estudios que hemos realizado, estas características podrían ser también las mas importantes en nuestros países. Sin embargo, valdría la pena replicar este estudio en nuestros mercados para validar el efecto de la orientación emprendedora y determinar cuales de sus componentes son los que en realidad mejorar los resultados de nuestras empresas. En todo caso, capacitar a las PYMEs en emprendimiento en nuestros países, para que tengan mejores herramientas de gestión y para que realmente construyan una orientación emprendedora, debería tener un impacto importante en su crecimiento y desempeño. Particularmente ayudar a que estas empresas sean proactivas y que aprendan a tomar riesgos, parecería según este estudio que contribuiría a su crecimiento y al crecimiento de nuestras economías.